Ya están aquí los primeros caquis de la temporada y con ellos he podido preparar este delicioso y nutritivo desayuno. Un rollito crudivegano de remolacha relleno de mermelada de caqui que está riquísimo y repleto de nutrientes.

El caqui es una fruta dulce de otoño que tiene infinidad de propiedades para el organismo. Es rico en vitamina A y carotenoides, en vitamina C y en potasio. Es bajo en sodio y una excelente fuente de fibra para nuestra dieta.

 

 Rollito crudivegano de remolocha y caqui

Ingredientes y medidas para tres rollitos de remolacha finos

– 1 taza (250ml) de semillas de lino molidas

– 1 pera dulce

– Pulpa de 1 remolacha (el sobrante de hacer zumo de remolacha con la Versapers de Conasi) o una remolacha cruda pelada y rallada.

– 3 orejones ecológicos cortados a trocitos

– 1/2 taza (125ml) de zumo natural de manzana sin azúcar de Cal Valls

– 1 cucharada pequeña de canela en polvo

– 1 cucarada de café de vainilla en polvo

– Agua de buena calidad para ajustar la consistencia.

 

Ingredientes y medidas para la mermelada de caqui:

– 1 caqui ecológico bien maduro grande, o dos de pequeños

– 1 dátil Medjoul de Mundoarcoriris o SaludViva

– 1 c/c de canela en polvo

– Opcional un poquito de leche de almendras casera o de arroz y coco. Muy poca cantidad y solo para ajustar la consistencia.

Crudi Roll de caqui y remolacha

 

Preparación rollito crudivegano de remolocha

  1. Poner todos los ingredientes para la masa en un vaso de túrmix o en una batidora. Con está segunda opción quedará más fino y homogéneo, pero las dos opciones te servirán. Triturar todos los ingredientes. Si prefieres, ves introduciendo poco a poco los ingredientes para ir comprobando cómo queda la consistencia y conseguir la textura deseada.
  2. Las semillas de lino van absorbiendo líquido, así que al principio puede quedar más líquido y al final, más espeso. Ajustar la textura con más o menos semillas y con más o menos zumo o agua.
  3. Una vez tengas la masa hecha, extenderla en las hojas de las bandejas de la deshidratadora. Es importante que quede bien uniforme y no demasiado grueso. Al ser una masa fina, el rollito será  más agradable de comer y será más fácil de enrollar sin que se rompa.
  4. Deshidratar a 42ºC, 5 horas por un lado y 1 hora por el otro lado.

Si no tienes deshidratadora, puedes hacerlo al horno a muy baja temperatura y con la puerta ligeramente abierta para que corra el aire.

Los rollitos se pueden dejar hechos y te aguantarán bien en el frigorífico durante una semana, aunque como siempre te digo, no creo que dure tanto. Están deliciosos y seguro que volarán.

Preparación de la mermelada de caqui

– Para la mermelada solo hay que batir el caqui con el dátil y la pizca de canela en polvo. Si os gusta un poco más líquida, echar algo de leche vegetal (de almendra o de arroz y coco). La textura del caqui batido es como de natilla, muy cremoso. Perfecto para comerlo a cucharadas o extenderlo encima de un crudicrepe, como es el caso.

– Monta el rollito extendiendo la mermelada por encima y enróllalo. Para decorar puedes añadir por encima unas virutas de coco seco y “nibs” de cacao crudo de Mundoarcoiris.

UN EXTRA PARA TI, LOS APUNTES DIETÉTICOS

–> Si quieres que sea aun más nutritivo, puedes añadirle frutos secos activados (nueces o almendras) en la masa del crep o en la mermelada.

–> Activar los frutos secos y semillas significa dejarlos en remojo unas 8 horas aproximadamente durante las cuales empiezan a germinar y se deshacen de los antinutrientes que contienen. Pasadas las 8 horas, hay que escurrirlos del agua de remojo con agua limpia. Con este proceso resultan mucho más digestivos.