Nueva receta súper nutritiva, muy fácil y muy rápida de hacer, está hecha con algas. A menudo cuesta comer algas, no sabes como usarlas y a veces dan demasiado sabor a mar y puede no gustarte. La receta que te propongo es muy interesante porque se nota muy ligero el sabor a mar, y es una muy buena forma de comerlas. La preparación de hoy te va a servir como paté pero también como salsa.

Las algas son grandes secuestradoras de metales pesados, son muy recomendables de comer junto con el pescado para evitar la absorción intestinal de éstos. Además son ricas en minerales, se les llama las verduras del mar, pero hay que tener en cuenta que es  mejor no comer más de 1 cucharada sopera al día de algas hidratadas.

El alga cochayuyo, no contiene tanto yodo como otras algas, es originaria de chile y ejerce una función fluidificante en el organismo, es como el Fluimicil (fármaco mucolítico). Además es muy sabrosa y tiene una textura diferente al resto de algas.

algacochayuyo_MNB En esta imagen, el alga cochayuyo entera en el mar.

Habitualmente se compra seca y troceada. Para usarla se remoja y luego se añade a las preparaciones. Una vez hidratada, cuando se come tiene una textura parecida a la de masticar una seta.

 

INGREDIENTES para un bote pequeño

  • 2C de alga wakame seca de PortoMuiños
  • 4C de alga cochayuyo seca
  • 4C de alcaparras ecológicas en conserva de aceite de oliva o en vinagre
  • 1 cebolleta tierna
  • 1 ajo negro
  • 1 C de zumo de limón
  • 1 C de vinagre de umeboshi
  • Eneldo seco o fresco (opcional)
  • AOVE

PREPARACIÓN

  • Remoja las algas previamente durante media hora y luego escurre.
  • Pica la cebolla tierna y el ajo.
  • En un procesador pequeño de alimentos pon todos los ingredientes excepto el aceite. Procesa a máxima potencia hasta que vaya cogiendo textura de paté. Puede que tengas que ir abriendo el procesador e ir tirando la preparación hasta las aspas.
  • Pruébalo, puede que te guste con más limón, o con un poco más de vinagre.
  • Antes de acabar añade aceite, ajusta la cantidad en función de la textura que más te guste. El aceite le da sabor y textura, a mí me gusta ponerle bastante.
  • Una vez todo triturado y ajustado a la consistencia deseada, ponlo en un bote de cristal y al refrigerador. O si ya lo quieres probar, úntalo encima de unas endibias y disfrútalo. En casa también lo usamos para poner encima del pescado al vapor, como si de una salsa se tratara.

APUNTES DIETÉTICOS PARA TI:

– No le puse sal porque las algas ya contienen sodio, además el vinagre de umeboshi es bastante salado. Si no tienes éste puedes perfectamente usar vinagre de manzana o zumo de limón y una pizca de sal marina.

– Ajusta las cantidades de condimentos y aceite en función de tus preferencias. Si te gusta usar esta preparación como si fuera una salsa, añade más agua y aceite.

– He usado eneldo porque es una planta que combina muy bien con los pescados.

– En esta ocasión trituré bastante los ingredientes porque quería un paté untable, pero es una receta que queda muy bien también si se encuentran trocitos, que quede parecido a un tártar. Si así lo deseas no uses el procesador, con un cuchillo pica todo bien finito y júntalo en un bol, luego aliña con el zumo de limón, el vinagre de manzana o de umeboshi, las hierbas aromáticas y el aceite. Lo podrás igualmente conservar en un bote y a la nevera durante unos días.

Que aproveche!

Cuéntame como te ha quedado y si te ha gustado!