Hace ya mucho tiempo que aprendí esta receta de paté de hígado de rape en el curso de Olga Cuevas y nunca la había probado. Me pregunto porque no la he hecho antes, y la respuesta está en que me decanté por una alimentación tirando a vegetariana, sin obligaciones ni etiquetas, pero con muy poca cantidad de alimentos de origen animal.

Actualmente, después de experimentar con la alimentación vegetariana, he decidido volver a comer carne de pasto, pescado pequeño y salvaje, huevos ecológicos, etc. En mi caso notaba mucha debilidad, aunque tomaba suplementación y me hacía mis planificaciones semanales con el menú, la compra, etc. para que no me faltara de nada, notaba que no estaba bien, no sentía vitalidad, estaba triste y todo me costaba mucho esfuerzo. Además, iba demasiado al baño y mis heces no eran compactas ningún día (¡Ya lo sé, es un poco escatológico, perdóname!).

Yo siempre te invitaré a que aprendas a identificar que te sienta bien a ti, independientemente de lo que haga tu vecina. A mi me gusta experimentar y probar las cosas, para poder saber qué me va bien y qué no. Con la dieta casi vegetariana no me sentía cómoda, ni feliz, perdí mucho peso y sentía que me faltaba energía vital. En cambio, en mi caso, des de que como carne 2 días a la semana, pescado 4 días y de 2 a 4 huevos a la semana,  me siento mucho mejor. Como legumbre un par de veces y arroz o trigo sarraceno otro día. Ah, eso si, como mucha verdura, gran cantidad de hortalizas, hojas verdes, raíces y verduras de temporada.

Con todo esto no quiero decir que te pongas a comer carne sin más o que seguir una alimentación vegetariana sea malo, ni mucho menos, porque cada uno de nosotros tiene necesidades diferentes y no a todo el mundo le va bien lo mismo. Esto es lo que quiero trasmitir.

Hoy te he contado por encima mi experiencia, que me sirve para introducir nuevas recetas en el blog (son las recetas que paso a paso voy introduciendo en mi  alimentación y me hacen sentir bien). Vamos a por ella, fácil, rápida y deliciosa.

Paté de hígado de rape

INGREDIENTES para un tarro

  • 1 cebolla morada grande cortada a medias lunas
  • 1-2 dientes de ajo picado
  • 200g de hígado de rape
  • AOVE
  • Sal marina
  • Perejil fresco picado
  • 1 C de salsa tamari sin gluten y baja en sal de la marca LIMA
  • Zumo de limón

PREPARACIÓN  20 min.

  • En una sartén pon un chorrito de aceite y blanquea la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté transparente.
  • Añade el hígado de rape troceado y sofríelo unos 5 minutos hasta que esté cocinado. Sabrás que está cocinado cuando de color rojizo haya pasado a un color más claro. No lo cocines demasiado.
  • Apaga el fuego y añade la cucharada de tamari, el perejil fresco y el zumo de medio limón (no pongas todo el zumo de golpe, prueba la preparación para que no te quede con demasiado sabor ácido).

pate_higado_rape2

  • Mezcla bien los ingredientes para que se integren los sabores y deja que se enfríe un poco.
  • Cuando esté frío, ponlo en un procesador de alimentos o en el baso de la batidora de brazo, y pícalo todo hasta conseguir una textura bien fina y homogénea.
  • Sírvelo bonito en un tarro de cristal y decora con una hoja de perejil y un poco más de aceite.
  • Disfrútalo con unos “palitos” de verduras o con hojas de lechuga o endibias. Que aproveche.

MIS NOTAS DIETÉTICAS PARA TI

  • Me gusta especialmente este paté porque queda muy equilibrado de sabor con el perejil, pero si quieres puedes usar otra hierba aromática fresca.
  • También puedes usar vinagre de umeboshi en lugar de zumo de limón. Si usas dicho vinagre no añadas tanta sal a la preparación.
  • El hígado de rape es especialmente rico en vitamina D, una vitamina con más de 60 funciones en el organismo. Es llamada la vitamina del sol porque la segregamos bajo la piel cuando nos da el sol en la piel, pero en invierno hay pocas horas de sol, y el que hay no es de suficiente intensidad como para garantizar una dosis suficiente de dicha vitamina, además en invierno vamos más tapados. Por esta razón me gusta consumir con frecuencia alimentos ricos en esta vitamina tan imprescindible. Solo los alimentos de origen animal contienen esta vitamina. Si eres vegetariano o vegano debes tomar suplementación.

Como siempre, no dudes en probarlo en casa, pide a tu pescater@ que te guarde un trozo de hígado de rape y comparte conmigo como te ha quedado tu paté. Estaré encantada de saber si te ha gustado.