¡Hola hola!

Ya sabes que a menudo me gusta desayunar huevo, por esto hoy quiero compartir contigo, una receta deliciosa, que tanto sirve de desayuno, comida o cena.

Ésta frittata de champiñones, espinaca y bacón, me EN-CAN-TA.

En mi día a día, quizá ya has podido ver en las redes sociales, que no me complico mucho la vida.

Me cocino uno o dos huevos a la plancha con una guarnición de verdura y ocasionalmente, añado algo de fruta.

Pero, el domingo pasado quise preparar algo más currado para el momento “brunch”. Ya sabes, los domingos son días tranquilos para gozar de cada instante.

Fuimos a la playa, y al llegar, teníamos hambre. 😉

¿Qué  mejor que esta frittata de champiñones, espinaca y bacon para deleitar nuestro paladar y hacer feliz nuestra barriga?

Sin muchas ganas de pensar fui directamente a buscar el mejor libro electrónico de recetas paleo que existe, Paleo Sin Excusas de Edurne Ubani.

Es una obra que hay que tener siempre a mano.

Porque además de tener 60 recetas muy fáciles, asequibles y deliciosas, tiene una lista de la compra de todo aquello que no puede faltar en tu despensa, y un menú de dos semanas lleno de ideas saludables.

O sea, Edurne no te lo puede poner más fácil.

Y yo no puedo dejar de compartir esta maravilla de libro y algunas de las recetas que vamos probando en casa. Aquí tienes otra.

Bueno, va, no me enrollo más, vamos a por la receta de esta frittata de champiñones, espinaca y bacón. Más fácil, imposible.

Una receta tradicional de la cocina italiana que no deja de ser una tortilla ideal para rellenar de lo que más te apetezca.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 minutos + 30 minutos de cocción.

UTENSILIOS: Tabla de cortar, cuchillo, sartén de hierro o titanio apta para horno, bol grande, espátula de madera, tapa para la sartén.

INGREDIENTES para 2 personas:

  • 5 huevos
  • 120ml de leche de coco
  • 7 u 8 hojas de albahaca fresca picada
  • Sal y pimienta
  • 6 lonchas de bacón, cortado en tiritas
  • 250g de champiñones portobello, cortados en láminas
  • 2 puñados de espinacas frescas, picadas
  • 2 ajos, prensados
  • 1 tomate, en dados

PREPARACIÓN: 

  • Precalienta el horno a 220ºC.
  • En un bol grande bate los huevos, la leche de coco, la albahaca, sal y pimienta.
  • En una sartén que luego pueda ir al horno, pon el bacón y cocínalo unos 6-8 minutos, hasta que esté crujiente. Sácalo a un plato, dejando una cucharada sopera de su grasa en la sartén.
  • En esta grasa saltea los ajos y los champiñones, unos 3-4 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimienta con moderación ya que el bacón tiene sal. Integra las espinacas y el tomate, y cocina un par de minutos más.
  • Echa en la sartén la mezcla del huevo y el bacón (reserva unas tiritas), y reparte todo bien. Deja que se haga, sin mover, un par de minutos, hasta que los bordes se hayan cuajado. Añade el resto del bacón por encima.
  • Mete la frittata en el horno durante unos 14-15 minutos, estará lista cuando la superficie se haya cuajado y dorado.
  • Sácala del horno, y lista para comer.

Nosotros en casa, casi nos la comimos directa de la sartén. Por dios que pinta más sabrosa tiene.

Al final conseguimos servirla en un plato y la acompañamos de dos rebanadas de pan de trigo sarraceno con tomate y unos trocitos de aguacate.

Y para beber, un vaso de té kombucha, pero no de cualquier marca, sino de esta, mi favorita.