Hoy te traigo un pudding de chia con vainilla y melocotón.

Ideal para esta época del año en la que ya empiezan los melocotones.

La receta no es mía, es mi versión del pudding de vainilla y plátano del libro Paleo Sin Excusas de Eva Muerde la Manzana.

Des de hace mucho tiempo que sigo fielmente la web de Edurne Ubani (www.evamuerdelamanzana.com).

Ésta es mucho más que un simple blog con recetas y artículos.

Detrás de esta web hay horas y horas de trabajo e investigación. La dedicación es máxima y mi admiración por ella no se queda corta.

A mi me ha servido para encontrar rigurosidad y seriedad en internet.

Edurne es el puente entre los EEUU y su investigación, con nosotros.

Des de aquí te doy las gracias por darnos tanto Edurne. Eres muy grande. Muchas gracias por existir.

Ahora, vamos a por la receta deliciosa.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 5 minutos + 4 horas de reposo

UTENSILIOS: batidora, vasos para servir, cucharas medidoras, cuchillo y tabla para cortar.

INGREDIENTES para dos personas:

  • 350ml de leche de coco
  • 50 ml de agua mineral
  • 2 melocotones ecológicos sin pelar troceados (puedes usar cualquier otra fruta de temporada)
  • 1 C de canela en polvo
  • 1 c de vainilla en polvo o en líquido (sin azúcar)
  • 4 C de semillas de chia
  • Copos de coco para decorar (opcional)

PREPARACIÓN:

  • Pon en la batidora la leche de coco, el agua, un melocotón, la canela y la vainilla.
  • Bate a máxima potencia hasta conseguir una textura suave.
  • Reparte la mezcla en dos boles y pon un par de cucharadas de semillas de chia en cada uno.
  • Remueve bien para que la chia no haga grumos.
  • Lleva a la nevera un mínimo de 4 horas o toda la noche.
  • Pasado el tiempo de reposo, corta el segundo melocotón a trocitos pequeños y sírvelo encima de cada pudding.
  • Ya puedes comerte esta delicia.

Espero que te guste.

pudding de chia con melocotón

El libro electrónico Paleo Sin Excusas es una maravilla. Yo estoy encantada.

Tiene un sinfín de recetas saludables siguiendo la filosofía paleo.

Me lo imprimí y lo tengo siempre por la cocina. Son recetas sencillas, con alimentos fáciles de conseguir y que a menudo tenemos en casa.

Además el libro viene con una propuesta de menú semanal y una lista de la compra. O sea, más fácil no nos lo puede poner.

Y como a mi me parece tan fantástico, lo estoy recomendando muchísimo a mis pacientes.

Porque una cosa te voy a decir, para recuperar tu salud y tu bienestar, necesitas cocinar. Y este libro es ideal para empezar hacerlo.

Si quieres conseguir tu libro, clika aquí.

Te dejo con algunas imágenes del libro.