Hace unos días visite Planeses, el único proyecto de agricultura regenerativa que existe en Catalunya donde crían patos, pollos y vacas de pastoreo.

Les conocí a través de las redes sociales y su iniciativa me cautivó desde el principio.

Además he podido probar sus productos y son espectaculares: la firmeza y el color de la carne de pollo es muy diferente a todo lo que había probado hasta ahora y además contiene más nutrientes.

Sus conservas son deliciosas, el caldo de pollo cocido 24 horas, o el pollo en escabeche, el pato a la naranja, y el paté de hígado de pollo, son buenísimos.

La finca se encuentran en la provincia de Girona, concretamente en la preciosa comarca de la Garrotxa, en un  pequeño municipio llamado Sant Ferriol.

Sus animales se crían en libertad, pastando y en medio de la naturaleza mientras se alimentan de hojas verdes e insectos consiguiendo una carne firme, sabrosa y rica en minerales.

Durante 3 horas disfruté de las explicaciones detalladas sobre su proyecto, cómo lo llevan a cabo y por qué.

Fue una experiencia maravillosa. Me hizo mucha ilusión que me recibieran tan bien y aprendí cantidad de conceptos nuevos sobre la cría de animales de pastoreo. 

He descubierto una forma diferente de comer carne

A mis pacientes siempre les digo que hay que comer gran cantidad de verduras y hortalizas como alimentos principales y que nuestra fuente de proteínas animales, además del pescado salvaje y los huevos, es la carne. Pero esta carne debería que ser de máxima calidad.

Me explico.

A veces no es suficiente que sea de origen ecológico. Que sea ecológico ya es una gran garantía y mejora muchísimo la calidad de la carne que estás consumiendo respecto a la carne convencional y además tienes la garantía de que no ha habido una cría con antibióticos ni pesticidas en los piensos con los que alimentan a los animales.

Con lo cual es una buena opción.

El único pero es que la carne ecológica no siempre es sinónimo que de que el animal haya pastado o que haya comido insectos y hojas verdes en libertad.

Porque a veces el suelo del terreno de una finca ecológica no está bien nutrido, y todo lo que nace y sale de allí no tiene tantos nutrientes como si se ha hecho pensando en la regeneración del terreno, ya que el cuidado del prado no se contempla como objetivo de la gestión (sobre todo con pequeños animales como pollos, patos y conejos), los animales no se mueven y el pasto se degrada.

Esto hace que se olviden valores ambientales y la calidad de la alimentación de los animales es menor porque comen menos hierba e insectos.

[tagline_box backgroundcolor=”” shadow=”no” shadowopacity=”0.1″ border=”1px” bordercolor=”” highlightposition=”top” content_alignment=”left” link=”” linktarget=”_self” modal=”” button_size=”” button_shape=”” button_type=”” buttoncolor=”” button=”” title=”” description=”La agricultura regenerativa y el pastoreo permiten que los animales, además de tener una vida digna, coman de una forma mucho más natural. Además la base y el objetivo de esto es cerrar el círculo, es decir, que el mismo animal que come de aquel suelo, también alimente el suelo.” margin_top=”” margin_bottom=”” animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”0.1″ animation_offset=”” class=”” id=””][/tagline_box]

 

vaques i vedells de planeses

Nos contaron que un punto muy importante es mantener el movimiento diario de los animales (keep moving), buscando un impacto puntual importante sobre el prado pero dejando un periodo de recuperación largo hasta que los animales vuelven a la misma parcela (entre 30 y 120 días según el tipo de animal y la época del año).

Lo que acaba sucediendo es que se regenera la fertilidad natural del suelo, y el objetivo es lograr una forma de agricultura más sostenible que a la vez pueda alimentar a todas las personas pero que cuide la salud de la tierra.

El pastoreo, como digo, permite esto.

Vi en primera persona los terrenos donde pastan los animales, las diferentes parcelas.

En primer lugar pasean los pollos o gallinas, luego las vacas y por último los caballos, de forma que como todos comen hierbas diferentes, por allí por donde han pasado ya han fertilizado y ya empieza de nuevo la regeneración del suelo.

Esto lo van haciendo de forma rotativa, y cada día todos los animales pastan en parcelas diferentes, para dar tiempo al suelo a que se regenere.

Por eso, el principal objetivo de Planeses Agricultura Regenerativa es encontrar nuevas formas de trabajar basadas en la recuperación de la vida y la fertilidad  natural del suelo.

Su idea es integrar diferentes formas de producción mediante un sistema agrícola, ganadero y forestal que les permita adaptarse a la variación de condiciones del terreno, cerrando círculos de producción dentro de la misma explotación y obteniendo un aprovechamiento ambiental, social y económicamente sostenible.

Des de mi punto de vista, los humanos estamos preparados para comer animales, pero la producción intensiva actual acaba dando productos alimentarios de muy baja calidad, llenos de aditivos y muy bajos en nutrientes, que además contaminan el medio ambiente y que hay que evitar consumirlos.

En cambio, poder escoger comer animales de pasto que han tenido una vida digna y se han alimentado de forma fisiológica cambia significativamente la calidad del producto final.

 

Agricultura regenerativa

Está en nuestras manos decidir qué compramos y cómo nos alimentamos para cuidarnos nuestra salud y la del planeta

En Planeses ofrecen un producto realmente de pasto. Además de la carne fresca, ofrecen conservas elaboradas sin gluten, sin conservantes ni colorantes. Es delicioso el caldo de pollo, el pollo en escabeche, que lo uso como si fuera atún para añadir en mis ensaladas y, el paté de hígado.

¿Y tú, conoces y has probado la carne de pasto?

Si este artículo te ha parecido interesante, te espero en los comentarios para compartir tu opinión.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies